Wiki Eighty Six
Advertisement

El Grupo de Ataque Eighty Six (第86独立機動打撃群ストライク・パッケージ, Dai-Hachijūroku Sutoraiku Pakkēji?, lit. 86° Grupo de ataque móvil independiente) es una fuerza de ataque móvil blindada independiente creada por la República Federal de Giad.

Como unidad extranjera, se compone principalmente de Ochenta y Seis Procesadores de la República de San Magnolia. El Grupo de Ataque está compuesto por dos mil procesadores divididos en cuatro divisiones. Cada división entra y sale cíclicamente de la actividad operativa, el descanso y el entrenamiento. Dos divisiones están activas en un momento dado.

Trasfondo[]

A pesar de sus éxitos en la recuperación de sus antiguos territorios, la Federación se había encontrado perdiendo una guerra de desgaste contra la Legión. Sus pérdidas de la guerra, especialmente en mano de obra, habían aumentado a un ritmo insostenible. El Ejército Occidental había perdido el sesenta por ciento de sus fuerzas solo durante la ofensiva a gran escala de la Legión. Además, ya no tenían suficientes tropas regulares para reemplazar sus pérdidas y habían estado luchando por encontrar más tropas. Por el contrario, la Legión podría reponer fácilmente sus fuerzas y aún mantener su iniciativa en la ofensiva.

Para cambiar el rumbo de la guerra, la Federación se vio obligada a reconsiderar su estrategia. El éxito del Escuadrón Nordlicht durante la operación para eliminar al Morpho inspiró al Alto Mando de la Federación a crear una unidad especial independiente para lanzar ataques concentrados en puntos de interés estratégico. Además, esta unidad necesariamente se puede desplegar en sus naciones aliadas como refuerzos.

Afortunadamente para la Federación, habían recibido una gran afluencia de Ochenta y Seis veteranos que se unieron a su esfuerzo de guerra tras el relevo de San Magnolia. Habiendo aprendido del Escuadrón Nordlicht, la Federación sabía que tendría dificultades para integrar a los Ochenta y Seis en unidades regulares debido a sus doctrinas y culturas en conflicto. Por ejemplo,

  • A diferencia de los soldados de la Federación, los Ochenta y Seis priorizaron enfrentarse al enemigo antes que salvar a los heridos para evitar convertirse en un objetivo fácil para la propia Legión. Aunque su elección es pragmática, horrorizó a muchos soldados de la Federación y reforzó su creencia de que los Ochenta y Seis eran berserkers creados por las maldades de la República.
  • El uso de Feldreß por parte de la Federación está en línea con la guerra blindada tradicional, que enfatizaba el compromiso directo. Los Ochenta y Seis, sin embargo, han desarrollado su propia doctrina que desalienta una confrontación directa. En cambio, enfatizaron en usar la velocidad y la agilidad para evitar ser golpeados y superar a la Legión. Este marcado contraste provocó dificultades en la cooperación entre los dos grupos. Las fuerzas regulares de la Federación no podían esperar seguir el ritmo del Ochenta y Seis, mientras que a los Ochenta y Seis no les gustaba trabajar con el Vánagandr, más lento y sencillo.

Esto no fue necesariamente en detrimento de la Federación. Por el contrario, los Ochenta y Seis, curtidos en la batalla y sin país, serían los soldados perfectos para la fuerza de ataque móvil independiente que necesitaban.

Por sugerencia del presidente interino, Ernst Zimmerman, y del comandante de la 177.a División Blindada, Richard Altner, el Grupo de Ataque Ochenta y Seis se estableció, así como una unidad independiente de soldados extranjeros, separada de las unidades regulares de la Federación. Equipado con el exitoso XM2 Reginleif, el Grupo de Ataque Eighty Six fue diseñado y organizado para ser una fuerza de despliegue rápido capaz de atacar instalaciones importantes de la Legión en un momento. El Grupo de Ataque también estaba destinado a ser un proyecto de colaboración entre las cuatro potencias del continente: la República Federal de Giad, la República de San Magnolia, el Reino Unido de Roa Gracia y la Alianza de Wald.

Cronología[]

Reclamación de Charité[]

La recuperación de Charité fue la primera operación del Grupo de Ataque. El objetivo era librar a la capital del el norte de la República de las garras de la Legión, que se convirtió en un sitio de producción de la Legión. Con eso en mente, se les asignaron dos objetivos principales y objetivos secundarios:

  • Destruye al Almirante del tipo de producción de energía. (Primario)
    • Captura al almirante con un daño mínimo. (Opcional)
  • Destruye el tipo de autoproducción Wiesel. (Innecesario si el Almirante es destruido)
    • Captura el Wiesel con un daño mínimo. (Opcional)

Para esta operación, el Grupo de Ataque desplegó su única división disponible, que consta de 168 procesadores tanto Eighty-Six's como Vargus en total. Los escuadrones de la 1ª División Blindada eran Spearhead, Brísingamen, Nordlicht, Thunderbolt, Lycaon, Phalanx y Claymore. Sin embargo, desde el reconocimiento inicial del Capitán Nouzen, la Legión tenía una fuerza del tamaño de un regimiento defendiendo Charité. Con el tamaño de la fuerza de la Legión y su fuerza limitada, el Grupo de Ataque no podía realizar todas las tareas por sí mismo. Por lo tanto, se les prestó una fuerza de infantería Úlfheðinn únicamente para las tareas más serviles de la operación.

La forma más fácil de retomar Charité era destruir el núcleo de control del Almirante, razón por la cual fue designado como su objetivo principal. Sin una fuente de energía, la Legión ya no podría producir nuevas unidades ni sostener las fuerzas ya presentes. Por supuesto, no fue tan simple. El núcleo de control del Tipo de planta de energía de la Legión estaba ubicado en el quinto nivel del sistema de metro de la ciudad, conocido por su arquitectura laberíntica: El Laberinto de Charité.

Además de sus objetivos previamente establecidos, la División de Investigación de Para-RAID tenía su propia misión en Charité. Henrietta Penrose debía investigar la fuente de una resonancia Para-RAID parpadeante dentro de la ciudad que causaba problemas con sus propias comunicaciones.

Después de algunas modificaciones, los roles designados para los escuadrones del Grupo de Ataque fueron los siguientes:

  • Spearhead maneja la infiltración del sistema de metro desde la superficie.
  • Claymore sirve como apoyo de Spearhead.
  • Brísingamen maneja la infiltración del sistema de metro desde sus túneles del sur.
  • Thunderbolt sirve como soporte de Brísingamen.
  • Nordlicht sirve como defensores del Cuartel General (HQ por sus siglas en inglés).
  • Phalanx sirve como escolta de Henrietta Penrose.
  • Lycaon se mantiene en reserva.

La operación comenzó sin problemas. Una vez que la Legión que custodiaba las entradas subterráneas del metro fue eliminada utilizando vagones de tren propulsados ​​por cohetes, tanto los equipos de infiltración de superficie como de túneles entraron en la sala principal y en los túneles del sur, respectivamente. Se encontraron con cierta resistencia, pero finalmente lograron asegurar sus áreas designadas.

Su primer compromiso arrojó luz sobre los problemas que enfrentarían en el futuro. Los túneles del metro solo eran suficientes para adaptarse a su Reginleif. El uso de sus armas principales también fue limitado, para que no hicieran colapsar la estructura. Tampoco tenían la comodidad de los Scavenger's proporcionándoles suministros debido a su tamaño. Sin embargo, la fuerza de infiltración del metro procedió al segundo nivel más espacioso, que parecía haberse convertido en un dique seco para la producción de la Legión.

Con el primer nivel despejado y la superficie supuestamente asegurada, comenzó la operación de Phalanx para escoltar a la Mayor Penrose. Terminaron en uno de los edificios que rodean la estación, donde se había detectado la perturbación. La mayor Penrose procedió a investigar a pie. La fuente de la resonancia parpadeante de Para-RAID resultó ser un soldado de la República fallecido hace mucho tiempo, uno que se presume intentó resonar al borde de la muerte.

Desafortunadamente para Phalanx, fueron emboscados por una fuerza de Grauwolf mientras la Mayor Penrose conducía su investigación. La superficie que antes se pensaba que era segura se vio comprometida. Ellos especularon que podría haber habido salidas al metro no marcadas en su mapa dado, revelando el potencial de una conspiración de San Magnolia contra el Grupo de Ataque. Lo que los sorprendió aún más fue la eficiencia con la que la Legión eliminó al Reginleif de Phalanx, sin ser visto por una fuerza de simple Grauwolf. Al final, el Escuadrón Phalanx fue aniquilado, y Penrose fue capturado con un propósito desconocido.

Mientras tanto, el Capitán Nouzen de Spearhead detectó algo extraño. Las minas autopropulsadas frente a él no podían ser escuchadas por su habilidad, algo que pensaba que era imposible para la Legión. Ordenó a todas las unidades de infiltración del metro que dejaran de combatir y evaluaran la situación. Se sorprendieron al ver a ciudadanos de la República de diferentes edades habitando el metro abandonado. No respondían a la comunicación, podían ser considerados locos o inconscientes. Se supuso que eran supervivientes de la ofensiva a gran escala.

Volviendo a la misión, se decidió que Spearhead tendría la tarea de rescatar al Mayor Penrose con la ayuda de la clarividencia de Aide Rosenfort. Esto significaba que Claymore continuaría con el papel de Spearhead en la infiltración. Se encontró que Major Penrose estaba en el bloque comercial oriental del cuarto nivel; se había colocado frente al panel de información con la esperanza de que la ayudante Rosenfort la estuviera mirando. Spearhead tomó la ruta más directa que pudieron para recogerla, pero se encontraron incapaces de avanzar hacia su Reginleif. Este hecho prácticamente confirmó que el gobierno interino de la República les dio información falsa en el metro.

El Escuadrón Spearhead avanzó a pie y se reagrupó con éxito con el mayor Penrose. Descubrieron que su ubicación actual se había convertido posiblemente en una instalación de disección y almacenamiento de humanos para la Legión. Se especuló que sería una instalación donde producían Black Sheep and Shepherds, pero un detalle no había coincidido en los ojos del Mayor Penrose. Los cerebros de los humanos almacenados en los cilindros de la instalación tenían sus hipocampos destruidos, lo que entraba en conflicto con la naturaleza intacta del cerebro de un pastor.

Al mismo tiempo, el Escuadrón Brísingamen del Teniente Iida alcanzó el núcleo de control del Almirante en el bloque central del quinto nivel, notando cuán laxa era la seguridad. Eso resultó ser falso, ya que fueron atacados repentinamente por las unidades láser defensivas del núcleo de control (Biene) cuando ingresaron al núcleo de control, que se reveló como una trampa aérea activada por sensores. Intentaron ametrallar el Biene mientras esquivaban sus láseres, lo que resultó ser una tarea tediosa. Entonces, el Capitán Nouzen intervino y tomó el mando, ayudándolos a localizar el Biene y las maniobras evasivas. Con sus defensas finales eliminadas, el Pastor al mando del Almirante dio un último saludo Imperial, antes de ser destruido por el Teniente Iida.

Mientras se movían para completar su segundo objetivo de eliminar al Weisel, la Legión emitió un torrente de gritos espeluznantes, como si muchos Pastores tuvieran la orden de gritar todos a la vez. El Capitán Nouzen estaba abrumado por las voces, desconectando su dispositivo RAID antes de que las voces pudieran sangrar demasiado sobre sus camaradas.

Siege of Revich[]

The Eighty-Sixth Strike Package was dispatched to the United Kingdom for the joint operation. The goals of joint operation were to retake Dragon Fang Mountain and suppress the Legion production site, with the capture the Merciless Queen as an extra objective. The Eighty-Sixth Strike Package would lead the assault while the United Kingdom's 1st Armored Corps served as the backup. According to the plan, the 1st Armored Corps would attack the Legion's positions as a diversion, while the Strike Package would take advantage of the resulting gap in the Legion's defensive line to infiltrate and seize control of the Dragon Fang Mountain. The Revich Observation Base—lying seventy kilometers north of the Dragon Fang Mountain—would serve as their base of operation.

Unfortunately, the Legion had long anticipated an attack from the United Kingdom. In fact, the main objective of the sunlight blockage was to force the United Kingdom's forces to attack Dragon Fang Mountain, leaving behind their defensive advantage. Moreover, the Legion also mixed their heavy units, such as Löwe and Dinosauria, with other lighter units deep inside their territory to fool the Esper of the Strike Package, as his ability could not distinguish between the types of Legion. When the operation commenced, a diversionary force was instead facing the 8,000 strong Legion force, with a large number of Löwe and Dinosauria. The result was catastrophic and the entire diversionary force was wiped out completely.

To completely break the United Kingdom's assault, the Legion also sent an airborne force to attack the Revich Observation Base, coinciding with the Strike-Package's assault on Dragon Fang. They used catapult-type Zentaur to launch a surprise attack with a paratrooper force of Phönix, Skorpion, Self-Propelled Mines, and Ameise. The attack was so successful that Revich's entire surface sector and 80% of the underground sector were quickly captured by the Legion force.

In the stroke of luck, a part of the Strike Package still remained at the base when the Legion attacked; Their departure was delayed due to the maintenance issue. Furthermore, the Legion's trap, used to block a retreat route of the Strike Package, was discovered during the skirmishes few days earlier, and was disabled ahead of time. This allowed the rest of the Strike Package to retreat back to Revich Observation Base.

Although they narrowly avoided the worst case scenario, the situation still remained critical; The Strike Package didn't have sufficient supplies to regroup with the main force. the retreat, thus, was not an option. Moreover, the time was not on their side since the Legion force, that previously annihilated the diversionary force, was coming to the citadel as the reinforcement. With no other choice, A combined force of Eighty-Sixth Strike Package and remaining of 1st Armored Corps began the siege battle to retake the base.

The battle raged on for days as the Strike Package charged the citadel repeatedly. However, all their attempt to overcome the defense has failed; The Legion had held major advantages as they were in the position which heavily favored the defender. In addition, the Legion airborne force had brought 155-mm howitzer with them. While its original purpose was for destroying the citadel's command ward, the Legion repurposed it to blunt the Strike Package's assaults. To make the situation worse, the Strike Package must endured the blizzard condition which hindered their progress greatly.

With mounting casualties, dwindling supplies, as well as combat fatigue, the citadel's commander, Viktor Idinarohk, decided to gamble everything in one all-out assault.

Dragon Fang Raid[]

Rest and Recuperation[]

Mirage Spire Operation[]

Advertisement